José Manuel Rodríguez Delgado, El Español que manipulaba las mentes por wifi.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Filament.io 0 Flares ×

Bienvenidos Curiosos Universales.

La historia que os quiero contar hoy es de esas que al empezar a conocer al personaje te encariñas enseguida con él, pero según vas conociendo su vida y trabajo te va entrando un miedito que se te ponen los pelos más tiesos que un policía con bigote en una manifestación obrera, al menos en mi caso.
Se trata del Científico español José Manuel Rodríguez Delgado que logró internarse en la complicada y maravillosa mente y manejarla a voluntad por control remoto.

Corría la década de los 60, Comenzaba en Europa el control de las masas a través de la Eurocopa de futbol en la que España no se presentó según decisión del títere del imperio sionista y masón Francisco Franco, y que mejor manera de representar una actuación que soltar una noticia con gancho, un directo a la mandíbula, empleando argot de boxeo, Que todo el mundo se fije y tenga RESONANCIA, así vamos implantando la idea de que son malos, es el enemigo, La semilla está plantada ahora solo hace falta regarla abonarla y dejarla crecer.

Cual niño enfadado por no aceptar sus normas, España decidió no ir al primer campeonato europeo de futbol por que no querían reconocer a la recién creada U.R.S.S así evitaban enfrentarse a ella.

implantes
Mientras saltaba la noticia en los medios de un español, José Manuel Rodríguez Delgado, profesor de Fisiología en la Universidad de Yale, y que fue uno de los neurocientíficos más polémicos y aclamados del mundo.
La maquinaria del imperio como el New York Times lo proclamaba como: “Profeta de la nueva civilización”, comenzaba a tener su club de fans entusiasmados con sus investigaciones, pero también muchos detractores, científicos y parte de la sociedad que cuestionaban su trabajo, del cual decían, podía traer consecuencias “aterradoras”.
Si en esas épocas hubiera estado el movimiento en contra de la tortura de los animales como hay hoy, me da a mí que el Doctor José iba a durar menos con sus experimentos que un político honrado en el congreso de los diputados de España.*
* Aclaración para que nadie me eche los perros, No digo yo que no haya ningún político Español honrado, humilde y justo que de seguro que lo hay, pero seguimos buscándolo, no perdemos la fe, Creo que este chascarrillo es extrapolable al resto del planeta, pero no quiero meter las manos en el fuego que no tengo guantes, me quemaría y además, ¿para qué? Para que me salgan ampollas, ya tengo bastantes con las que me levantan los políticos y gobernantes. (Humor)…
José Delgado (nombre con el que se hizo famoso) logró estimular a distancia el cerebro de gatos, chimpancés, toros y hasta seres humanos, dicen que también estimulaba humanas sin necesidad de estas artes si no a través de sus ojos, alguna hasta le espeto en público, Esos ojazos me tienen hipnotizada, guapetón!!!… (Humor)…
El Doctor José Delgado demostró que podía controlar la mente y el cuerpo de estos sujetos, tan sólo pulsando un botón, Alto!!!, Parémonos a reflexionar, ¿A qué mente podría interesar poder controlar al resto de seres solamente pulsado un botón?, ¿Se os ocurre a alguien?, porque a mí no, estaré obtuso y nublado?, Jejejeje…
D. José nació en 1915 en Ronda, Málaga, España, y se graduó en medicina en la Universidad de Madrid en la década de 1930. Aunque siempre corrió el rumor de que era afecto al régimen franquista, cuando aún era estudiante de medicina, sirvió en el cuerpo médico del Bando Republicano (que se opuso a Franco durante la Guerra Civil). De hecho, después de la victoria de Franco, estuvo retenido en un campo de concentración durante cinco meses, antes de reanudar sus estudios, Porque será que siempre nos venden las mismas historias con distintos personajes y me explico, Analicemos.
1º – Según la biografía se llevaba mal con el régimen de franco.
2º – Sirve en el cuerpo médico del bando republicano.
3º – Le enchironan, cárcel 5 meses en un campo de concentración.
4º – Pero le surten patrocinando sus estudios y experimentos.
5º – Termina trabajando para la gran casa o mejor dicho, para una de sus sucursales, hablamos de la Universidad de Yale.
Empezar a atar cabos.
Pero continuemos con la historia, en un inicio, su intención era convertirse en Oftalmólogo como su padre, sin embargo, los apuntes del gran Santiago Ramón y Cajal lo dejaron fascinado y le inclinaron a estudiar los misterios del cerebro y su intrincado mecanismo.
Delgado quedó especialmente intrigado con los experimentos del fisiólogo suizo Walter Rudolf Hess, quien ya en la década de 1920 había demostrado que podía provocar diversos comportamientos como la ira, hambre y sueño en gatos de laboratorio, mediante la estimulación eléctrica en diferentes puntos de sus cerebros.
En 1946, Delgado ganó una beca de un año en la Universidad de Yale. Luego, en 1950 aceptó un puesto en el departamento de Fisiología, en ese entonces dirigido por John Fulton, que jugó un papel crucial en la historia de la Psiquiatría como el padre de las lobotomías.

gato

Hagamos un poco de historia: «En una conferencia en 1935 en Londres, John Fulton había comentado que un violento y “neurótico” chimpancé llamado Becky, se había convertido en un animal pacífico después de la destrucción quirúrgica de sus lóbulos pre frontales. Entre la audiencia se encontraba el psiquiatra portugués Egas Moniz, quien con el tiempo se haría famoso aplicando esta técnica – a la que llamó lobotomía – a sus pacientes psicóticos y hasta llegó a ganar el Nobel de Medicina en 1949. Este tratamiento se fue haciendo cada vez más popular para las enfermedades mentales».
El Doctor. José Delgado nunca estuvo de acuerdo con la lobotomía. Siempre pensó que era una “agresión innecesaria al cerebro”, el método le parecía demasiado dañino e irreversible. Su estilo para tratar las enfermedades mentales sería mucho más “conservador” y novedoso, sería mediante la estimulación eléctrica por medio de electrodos implantados en el cerebro.

radiofrafia
Durante las siguientes dos décadas el español implantó sus electrodos en unos 25 seres humanos, la mayoría de ellos esquizofrénicos y epilépticos, en un hospital mental que ya no existe en Rhode Island. Lo hizo sólo con pacientes gravemente enfermos, cuyos trastornos habían resistido a todos los tratamientos previos, como no tenemos datos no podemos afirmar nada ni a favor ni en contra de D. José pero como somos muy mal pensados y dadas las barbaridades cometidas en los hospitales mentales en aquella época mucho nos tememos que la experimentación se hizo indiscriminada, solo de pensar que los freían a descargar eléctricas para comprobar la resistencia humana y llevarlos al máximo dolor, se me abren las carnes.

 

Sobre este tipo de experimentos y lo que realmente perseguían lo haré en algún artículo que os escribiré algún día, lo que si os avanzo es que será alucinante para más de uno, y hasta ay puedo escribir….
Una de las claves para el éxito científico de Delgado fue su habilidad como inventor. En sus primeros experimentos usaba un cableado que se conectaba a los electrodos implantados a través del cráneo, para registrar los datos en un dispositivo que recibía los pulsos eléctricos. Este sistema de cables restringía los movimientos de los sujetos, aparte de que podía provocar infecciones. Esto lo llevó a diseñar un radioreceptor de estímulos tan pequeño como una moneda de 50 ctvs. al que llamó “stimoceiver”, el cual podía implantarse fácilmente en el cerebro de un paciente y manejarse a control remoto.

implante-3
José Delgado era un genio buscando soluciones. Entre sus inventos está una versión temprana de los marcapasos cardíacos y cápsulas químicas implantables, que podían liberar cantidades precisas de medicamentos directamente en áreas específicas del cerebro, Si ya tenían esos avances en los 60, ¿os imagináis lo que podrán tener hoy en sus manos?..
Con sus experimentos demostró que la estimulación de la corteza motora podía provocar reacciones físicas, tales como el movimiento de las extremidades, en cambio, estimulando las diferentes regiones del sistema límbico, el que regula las emociones, también podía inducir el miedo, la ira, la lujuria, la hilaridad y otras reacciones, algunos de ellas sorprendentes por su intensidad.
En un experimento, el Doctor. Delgado y dos colaboradores de Harvard, estimularon el lóbulo temporal de una mujer epiléptica de 21 años mientras ella tocaba tranquilamente una guitarra; como respuesta, ella montó en cólera y estrelló su guitarra contra la pared, muy cerca de la cabeza de un investigador.

prueba-para

 

Quizás el resultado médico más prometedor, fue la estimulación de una región límbica denominada “tabique” que podía desencadenar euforia, lo suficientemente fuerte, que en algunos casos contrarrestaba la depresión e incluso el dolor físico, ¿os suenan estos estados alterados en la gente?…
Sin embargo, Delgado no quiso prolongar su investigación en los seres humanos, debido a que los beneficios terapéuticos de los implantes no eran fiables; los resultados variaban mucho de un paciente a otro y eran impredecibles, incluso en pacientes con el mismo trastorno.
De esta forma se alejó de sus pacientes tratados, y se negó a volver a implantarles el stimoceiver, a pesar de que los familiares y amigos de los enfermos le rogaban que volviera a tratarlos.

implante-2
Delgado se dedicó a investigar más ampliamente en monos y otros animales, centrándose en las regiones neuronales que activan e inhiben la agresión. En una demostración sobre los efectos de la estimulación en la jerarquía social, implantó un stimoceiver en un violento macaco.
A continuación, instaló una palanca en la jaula que, cuando se pulsaba, tranquilizaba al violento simio al hacer que el stimoceiver estimulara el núcleo caudado del mono, una región del cerebro involucrada en el control de los movimientos voluntarios.
Una hembra en la jaula, espabilada ella, pronto descubrió el poder de la palanca y tiraba de la misma cada vez que el cansino del mono la amenazaba.

monos
El experimento más famoso del Doctor. Delgado, tuvo lugar en 1963 con un toro de lidia en una finca de Córdoba, España.
Después de insertar el stimoceiver en el cerebro del animal, entró con él al coso y pulsando los botones de un transmisor de mano, logró controlar las acciones del morlaco, obligándolo a detener en seco su ataque a pocos metros de distancia de él, mediante la estimulación de su núcleo caudado y sus impulsos eléctricos.

toro-1

En la imagen podemos ver como el toro “frena en seco” en su ataque.

toro

Aquí tenéis la grabación del citado experimentó.

El New York Times publicó en su portada un artículo alabando el experimento, al que calificó como “la más espectacular demostración de la historia realizada sobre el comportamiento animal, a través de control externo del cerebro”.
En términos de importancia científica, el Doctor Delgado creía que su experimento en una chimpancé hembra llamada Paddy, merecía más atención de la que se le había dado. El Doctor Delgado programó el receptor de Paddy para detectar señales emitidas espontáneamente por la amígdala cerebral, a las que llamó ejes. Cada vez que el receptor detectaba un eje, estimulaba la región central gris del cerebro de Paddy, produciendo una “reacción adversa”, como una sensación indolora y desagradable.
Después de dos horas de esta retroalimentación negativa, la amígdala Paddy produjo el 50% menos de ejes, y la frecuencia se redujo en un 99% dentro de los seis días. Se había logrado modificar su comportamiento natural.

Paddy
A la izquierda, la chimpancé Paddy

Paddy se volvió “más tranquila, menos atenta y menos motivada durante las pruebas de comportamiento”, escribió el Doctor Delgado ( ¿De qué me sonaran a mi estos síntomas?).
Poco después, llegó a sugerir que esta “técnica automática de aprendizaje” podría ser usada para acabar con los ataques epilépticos, ataques de pánico u otros trastornos caracterizados por señales específicas del cerebro.
La investigación del Doctor Delgado fue apoyada no sólo por las agencias civiles, (Apareció la X que nos faltaba y aquí empiezan mis teorías compiratorias), sino también por los militares, como la ONR (Oficina de Investigación Naval), es más, fue acusado de colaborar con la CIA, pero él siempre desmintió esa acusación, Cuando el rio suena….
El Doctor Delgado, quien se definía como un ser pacifista, llegó a declarar que aunque el Pentágono veía y seguía su trabajo como investigación científica, nunca le pidieron que hiciera desarrollo para los militares, ( hum, humm, joia tos…), De hecho, siempre desestimó las especulaciones de que sus implantes podrían crear soldados cyborg que maten siguiendo órdenes. La estimulación cerebral decía “puede aumentar o disminuir el comportamiento agresivo, pero no puede dirigir el comportamiento agresivo hacia un objetivo específico,” Por qué me abra venido a la cabeza la película soldado universal y tantas otras, ¿tendrá algo que ver?, ay! mi mente paranoica otra vez alzando el vuelo….
Explicando las limitaciones de la estimulación cerebral, El doctor Delgado siempre restó importancia a “una posibilidad orwelliana” en la que malvados científicos pudieran esclavizar personas mediante la implantación de electrodos en sus cerebros, ( Hum, Humm, Está tos, me lo voy a tener que hacer mirar, jejejeje….

implante

Stimoceiver ampliado

Este aparato no necesita baterías, es activado por radio, y el cerebro puede ser estimulado de forma indefinida. Muchos chimpancés lo tuvieron instalado de por vida.

implante-1

Tamaño del stimoceiver

En 1970, el trabajo del Doctor Delgado se vio envuelto en un escándalo provocado por Frank Ervin y Vernon Mark, dos investigadores de la Universidad de Harvard con quienes el científico español colaboró brevemente.
En su libro, La violencia y el cerebro, Ervin y Mark sugirieron que la estimulación cerebral podría acabar con las tendencias violentas de los negros estadounidenses en los disturbios que vivían las ciudades del interior.
Para colmo, en 1972, un psiquiatra de apellido Heath, de la Universidad de Tulane, levantó más polémica acerca del implante, cuando declaró que había tratado de cambiar las preferencias de un hombre homosexual, estimulando su región septal, mientras mantenía relaciones sexuales con una prostituta.
Que me decís ahora de mi mente paranoica y guionista, ¿a que la vuestra empieza a viajar también?…
Pero quizás su mayor detractor, el más feroz oponente de los implantes en el cerebro, fue el Psiquiatra Peter Breggin. En un testimonio presentado en un Congreso en 1972, Breggin agrupó al Doctor Delgado, Ervin y Mark Heath junto a los defensores de la lobotomía, y los acusó a todos de “tratar de crear una sociedad en la que todo aquel que se desviase ‘sería’ mutilado quirúrgicamente”. Aparte señaló al Doctor Delgado como “El gran apologista del totalitarismo tecnológico”…

Se desató tal psicosis y conspiranóia en el país, que hasta gente extraña comenzó a acusar al Doctor Delgado de haber implantado en secreto stimoceivers en sus cerebros. Una mujer lo demandó a él y a la Universidad de Yale por 1 Millón de dólares, a pesar de que el Doctor Delgado negara haberla visto antes en su vida.
En medio de este alboroto, Villar Palasi, el Ministro de Salud español, pidió ayuda al Doctor Delgado para organizar una nueva Escuela de Medicina en la Universidad Autónoma de Madrid, y él, por supuesto aceptó regresar a su país en 1974.
El Doctor Delgado siempre declaró que no huyó de las disputas que rodearon su investigación, que no se quitó el marrón de encima sino simplemente que el ofrecimiento del Ministro fue demasiado bueno para rechazarlo, vamos que se lo pusieron a huevo….

Pero la controversia no había terminado. A mediados de los 1980, un artículo en la revista Omni y varios documentales de la BBC y la CNN, (oJo al datos señoressss, oJo al dato, como diría un antiguo y anaranjado periodista Español), citaron su trabajo como evidencia circunstancial de que los EE.UU. y la Unión Soviética podrían haber desarrollado en secreto, métodos para modificar de forma remota los pensamientos y actos de las personas.
Pero que mal pensados que son los de la BBC y la CNN, como se nota que tiene que rellenar documentales,,, jejejeje, marditos Roeoressss….
El Doctor José Delgado, rechazó esas afirmaciones de control mental calificándolas de “ciencia ficción”, argumentando que el poder y la precisión de los pulsos electromagnéticos disminuyen con la distancia, y aquí apunto Yo, ¿y para qué sirven los repetidores?, Es más para que necesitamos repetidores si podemos mandar las frecuencias por la Ionosfera en tiempo real….

Sin la atención merecida, el trabajo del Doctor Delgado quedó en el olvido, aunque él siguió publicando sus artículos, especialmente en revistas españolas.
En cambio en los EE.UU. proseguían y se ampliaban los estudios sobre la estimulación cerebral, pero envueltos en controversias éticas, sin subvenciones, y los investigadores migraron hacia otros campos, en particular hacia la psicofarmacología, la cual parecía más segura y efectiva para tratar los desórdenes cerebrales y no tiene nada que ver que vieran el filón en la Far-mafia y su posibilidad de controlar a las masas a través de ellas, además de destrozar con daños irreparables partes del cerebro.

jose-delgado
El Doctor José Delgado, mostrando su stimoceiver.

La investigación de implantes cerebrales ha vuelto con fuerza en la última década, más que nada impulsada por los avances en la computación, los microchips, las tecnologías de escaneo cerebral y también porque se evidenciaron los límites de la medicina en el tratamiento de enfermedades mentales.
Ahora los investigadores modernos no citan al Doctor Delgado ni se basan en sus estudios, y no porque hayan sido controversiales, sino simplemente por ignorancia, porque la mayoría de bases de datos modernas no incluyen las publicaciones del científico español en su época de apogeo, entre 1950 y 1960, pero seguro que sus aparatos deambularan metidos valla se usted a saber en qué cabeza, ¿Tal vez en la mía, o en la tuya?
Son bastantes las voces preocupadas por estás practicas entre ellas Nature expresó su preocupación por que oficiales del DARPA (Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada, para los neófitos, fue la encargada de crear internet”” entre otros aparatejos), una de las principales financiadoras de la investigación de implantes cerebrales, ha considerado abiertamente la implantación de chips en el cerebro de los soldados, para impulsar sus capacidades cognitivas.
Varios grupos sociales, conspiranóicos en general, también han manifestado su preocupación de que con chips cerebrales sería factible que cualquier “organismo de control” pudiera “hachearnos nuestros pensamientos e incitarnos a hacer cosas y actos que de otra forma seria impensable”.
Mientras tanto en la otra orilla, algunos tecno entusiastas como el científico británico Kevin Warwick, sostienen que el riesgo de los chips cerebrales es superado ampliamente por sus potenciales beneficios, los que incluirían “descargar” al instante nuevos lenguajes u otras habilidades, así como controlar ordenadores y otros dispositivos con nuestros pensamientos, la comunicación telepática etc.
Como suele pasar con esté sistema controlador y psicópata una vez que te ha utilizado y estrujado hasta sacarte la última gota de productividad eres abandonado al olvido””, sobre todo si no gusta que se sepa en lo que habías trabajado, esto en los mejores casos porque hay ciertas causualidades que terminan siendo cuando menos mosqueantes las forma en la que terminan algunos, Enfermedades degenerativas y mentales eso cuando no terminan de una forma drástica y mortal….
D. José Manuel Rodríguez Delgado fue relegado al olvido incluso en su propio país y no se ha sabido o más bien no se ha querido darle el mérito que su trabajo y dedicación se merecen.

Jose+delgado+implantes+cerebro

Me asalta una duda…. ¿Se estará aprovechando en beneficio de alguna organización o país sus trabajos de manipulación o control mental?, Lo dejaremos para futuros artículos.

Pero llego el fatídico día ese en el cual se corta tu conexión con la central y de nada le valieron sus estudios sobre el órgano más misterioso del ser humano y animal, el cerebro, el suyo sufrió una desconexión definitiva y el eminente científico falleció el 14 de septiembre de 2011 en su casa de San Diego, EE.UU….

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Filament.io 0 Flares ×